martes, 20 de mayo de 2008

PROGRAMAS E INSTRUCCIONES.

Un programa es un conjunto de sentencias que se dan a una computadora indicándole las operaciones que se desea que realice, con el objetivo de obtener unos resultados o datos de salida a partir de unos datos de entrada.

Las sentencias son conjuntos de símbolos determinados siguen unas reglas precisas, es decir, siguiendo un lenguaje de programación. Se clasifican en dos tipos:

· Sentencias imperativas o instrucciones: Representan una orden para el ordenador.

· Sentencias declarativas: Proporcionan información sobre los datos que maneja el programa.

Las instrucciones se pueden clasificar en los siguientes tipos:

- instrucciones de transferencia de datos, para llevar datos de memoria a la ALU o de memoria a un dispositivo de salida, etc.

- instrucciones de tratamiento, para sumar dos datos, para compararlos, es decir, todo tipo de instrucciones aritmético-lógicas.

- instrucciones de bifurcación y saltos. Necesarias para ejecutar las instrucciones secuencialmente (una detrás de otra) y en determinados momentos podemos necesitar instrucciones para realizar bifurcaciones o saltos que nos permitan alterar el orden de ejecución.

Los circuitos electrónicos de la CPU de la computadora sólo pueden ejecutar
instrucciones del lenguaje propio de la computadora, conocido como lenguaje o código máquina. Existen unos programas llamados traductores que toman como datos de entrada programas escritos en un lenguaje de alto nivel y devuelven como datos de salida el programa en lenguaje máquina de esa computadora equivalente, de tal forma que ya si puede ser ejecutado por la CPU de la computadores.

Los Compiladores cogen en conjunto el programa escrito en lenguaje de alto nivel, programa fuente, lo traducen y generan un programa en código máquina, programa objeto. Los intérpretes, sin embargo, van analizando, interpretando y ejecutando instrucción a instrucción del programa fuente y por tanto no generan programa objeto.

Además de estos programas, el constructor debe suministrar junto con la computadora otra serie de programas que permitan controlar y utilizar de forma eficiente y cómoda la computadora. A este conjunto de programas se le conoce con el nombre de sistema operativo.